Medicamentos

PLENACOR - Laboratorio Bago

Laboratorio Bago Medicamento / Fármaco PLENACOR

Composición.

Cada comprimido contiene: atenolol 25mg, excipientes cs.

Dosificación.

Como posología media de orientación se aconseja 1 comprimido por día. Cuando se utiliza PLENACOR 25mg debe determinarse la presión sanguínea inmediatamente antes de la próxima dosis para asegurar que el efecto del tratamiento se halle presente durante las 24 horas. Si el caso lo requiriese, el atenolol puede ser combinado con otros agentes antihipertensivos.

Contraindicaciones.

Bradicardia sinusal, bloqueo auriculoventricular de 2° y 3ergrados, shock cardiogénico.

Reacciones adversas.

Con el uso de otros bloqueantes de los receptores betaadrenérgicos se han comunicado una serie de efectos colaterales que pueden considerarse potenciales con el uso de atenolol: rash eritematoso, fenómeno de Raynaud, colitis isquémica, fiebre combinada con dolor e inflamación de garganta, laringospasmo y distrés respiratorio, agranulocitosis, disturbios visuales, alucinaciones, pérdida de la memoria reciente.

Efectos colaterales.

A las dosis recomendadas, el medicamento es generalmente bien tolerado. Se ha informado la aparición de frialdad de las extremidades, fatiga muscular y en algunos pocos casos bradicardia. Con una frecuencia muy baja se ha observado que los siguientes fenómenos aparecieron en forma concomitante al tratamiento con atenolol: hipotensión, mareos, vértigo, somnolencia, náuseas, diarrea, disuria, aumento de las enzimas hepáticas o de la bilirrubina, jaqueca, impotencia, enfermedad de Peyronie, alopecia reversible, trombocitopenia. Como con otros betabloqueantes se ha asociado el atenolol con el desarrollo de anticuerpos antinucleares y síndrome de lupus eritematoso.

Precauciones.

No debe administrarse atenolol a pacientes con insuficiencia cardíaca no tratada, pero puede iniciarse el tratamiento cuando ésta ha sido ya controlada. Si aparece durante el tratamiento con atenolol debe suprimirse temporalmente el fármaco hasta controlar la insuficiencia. Una de sus acciones farmacológicas consiste en la reducción de la frecuencia cardíaca, si ésta cae por debajo de 55 pulsaciones/minuto, debe reducirse la dosificación. Si bien los pacientes con broncospasmo no deberían recibir en general bloqueantes de los receptores beta, dado que el atenolol posee selectividad sobre los receptores beta 1 podría utilizarse en éste tipo de enfermos cuando no respondan a otros tratamientos o no toleren otros fármacos con similares indicaciones. En tales casos se aconseja comenzar con dosis bajas (25-50mg) y de ser necesario aumentar las mismas, administrar en forma dividida. PLENACOR debería utilizarse con precaución en pacientes diabéticos dado que los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia que ocurre durante la hipoglucemia. En los pacientes con disfunción tiroidea el bloqueo de los receptores betaadrenérgicos puede enmascarar ciertos signos de hipertiroidismo. Asimismo la interrupción brusca del betabloqueo puede desencadenar una descompensación tiroidea o cardiovascular brusca por lo que la suspensión del tratamiento debe realizarse en forma gradual y bajo estricta vigilancia médica. Embarazo:PLENACOR cruza la barrera placentaria y aparece en la sangre del cordón umbilical. Se acumula en la leche materna en una concentración tres veces mayor que la del plasma. Si bien existen antecedentes del uso de atenolol durante el embarazo (bajo vigilancia estricta y después de los 5 meses de gestación) con resultados positivos la utilización de PLENACOR en mujeres que están embarazadas, que puedan llegar a estarlo o que estén amamantando, debe implicar una evaluación exhaustiva de la relación beneficio/riesgo. Anestesia:habitualmente no es aconsejable suspender el tratamiento con fármacos betabloqueantes previamente a un acto quirúrgico. No obstante debe tenerse especial cuidado al utilizar fármacos tales como ciclopropano, éter y bicloroetileno.

Interacciones.

Cuando se utilicen en forma concomitante PLENACOR y fármacos antiarrítmicos del grupo I, como la disopiramida, deberá realizarse un control más estricto del paciente. También deberá tenerse extrema precaución con el uso simultáneo de PLENACOR y verapamilo, especialmente en pacientes con insuficiencia cardíaca, debiendo evitarse esa asociación en sujetos con trastornos de la conducción. En los pacientes tratados con PLENACOR y clonidina, ésta última no se suspenderá hasta varios días después de suspender el atenolol.

Antagonismos y antidotismos.

No se han descripto a las dosis terapéuticas.

Conservación.

Conservar al abrigo del calor (no mayor de 30°C) y de la humedad excesiva.

Sobredosificación.

La excesiva bradicardia puede contrarrestarse con atropina por vía IV a la dosis de 1-2mg y si fuese necesario, puede continuarse con un estimulante beta (por ejemplo, isoproterenol u orciprenalina), administrados en inyección IV lenta.

Presentación.

Env. con 40 comp. de 25mg.

50mg

Bloqueante betaadrenérgico.

Composición.

Cada comprimido contiene: atenolol 50mg, excipientes cs.

Dosificación.

Como posología media de orientación, se aconseja: ½, 1 o 2 comprimidos diarios, en forma única o tomas fraccionadas. Si el caso lo requiere, el atenolol puede ser combinado con otros agentes antihipertensivos.

Contraindicaciones.

Bradicardia sinusal. Bloqueo auriculoventricular de 2° y 3ergrados. Shock cardiogénico.

Efectos colaterales.

A las dosis recomendadas, el medicamento es generalmente bien tolerado. Se ha informado la aparición de frialdad de las extremidades, fatiga muscular y en algunos pocos casos de bradicardia. Con una frecuencia muy baja, se ha observado que los siguientes fenómenos aparecieron en forma concomitante al tratamiento con atenolol: hipotensión, depresión, mareos, vértigo, somnolencia, náuseas, disuria, diarrea, aumento de las enzimas hepáticas o de la bilirrubina, jaqueca, impotencia, enfermedad de Peyronie, alopecia reversible, trombocitopenia. Como con otros betabloqueantes, se ha asociado el atenolol con el desarrollo de anticuerpos antinucleares y síndrome de lupus eritematoso. Efectos adversos potenciales:con el uso de otros betabloqueantes de los receptores betaadrenérgicos se han comunicado una serie de efectos colaterales que pueden considerarse potenciales con el uso de atenolol: rash eritematoso, fenómeno de Raynaud, colitis isquémica, fiebre combinada con dolor e inflamación de garganta, laringospasmo y distrés respiratorio, agranulocitosis, disturbios visuales, alucinaciones, pérdida de la memoria reciente.

Precauciones.

No debe administrarse atenolol a pacientes con insuficiencia cardíaca no tratada, pero puede iniciarse el tratamiento cuando ésta ha sido ya controlada. Si aparece durante el tratamiento con atenolol, debe suprimirse temporalmente el fármaco, hasta controlar la insuficiencia. Una de sus acciones farmacológicas consiste en la reducción de la frecuencia cardíaca, si ésta cae por debajo de 55 pulsaciones/min debe reducirse la dosificación. Si bien los pacientes con broncospasmo no deberían recibir, en general, bloqueantes de los receptores beta, dado que el atenolol posee selectividad sobre los receptores beta 1, podría utilizarse en este tipo de enfermos cuando no respondan a otros tratamientos o no toleren otros fármacos con similares indicaciones. En tales casos se aconseja comenzar con dosis bajas (25-50mg) y de ser necesario aumentar las mismas, administrarlas en forma dividida. PLENACOR debería utilizarse con precaución en pacientes diabéticos, dado que los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia que ocurre durante la hipoglucemia. En los pacientes con disfunción tiroidea el bloqueo de los receptores betaadrenérgicos del betabloqueo puede desencadenar una descompensación tiroidea o cardiovascular brusca, por lo que la suspensión del tratamiento con PLENACOR, debe realizarse en forma gradual y bajo estricta vigilancia médica. Embarazo:PLENACOR cruza la barrera placentaria y aparece en la sangre del cordón umbilical. Se acumula en la leche materna en una concentración tres veces mayor que la del plasma. Si bien existen antecedentes del uso de atenolol durante el embarazo (bajo vigilancia estricta y después de los 5 meses de gestación) con resultados positivos, la utilización de PLENACOR en mujeres que están embarazadas, que puedan llegar a estarlo o que estén amamantando, debe implicar una evaluación exhaustiva de la relación beneficio-riesgo. Anestesia:habitualmente no es aconsejable suspender el tratamiento con fármacos betabloqueantes previamente a un acto quirúrgico. No obstante debe tenerse especial cuidado al utilizar fármacos tales como ciclopropano, éter y bicloroetileno.

Interacciones.

Cuando se utilicen en forma concomitante PLENACOR y fármacos antiarrítmicos del grupo 1, como la disopiramida, deberá realizarse un control más estricto del paciente. También deberá tenerse extrema precaución con el uso simultáneo de PLENACOR y verapamilo, especialmente en pacientes con insuficiencia cardíaca, debiendo evitarse esa asociación en sujetos con trastornos de la conducción. En los pacientes tratados con PLENACOR y clonidina, esta última no se suspenderá hasta varios días después de suspender el atenolol.

Antagonismos y antidotismos.

No se han descripto a las dosis terapéuticas.

Sobredosificación.

La excesiva bradicardia puede contrarrestarse con atropina por vía IV a la dosis de 1-2mg y, si fuese necesario, puede continuarse con un estimulante beta (por ejemplo isoproterenol u orciprenalina, administrados en inyección IV lenta).

Presentación.

Env. con 40 comp. de 50mg.

100mg

Bloqueante betaadrenérgico.

Composición.

Cada comprimido contiene: atenolol 100mg, excipientes cs.

Dosificación.

Como posología de orientación, se aconseja: 1 comprimido diario, en forma única o tomas fraccionadas. Si el caso lo requiriese, el atenolol puede ser combinado con otros agentes antihipertensivos.

Contraindicaciones.

Bradicardia sinusal. Bloqueo auriculoventricular de 2° y 3ergrados. Shock cardiogénico.

Efectos colaterales.

A las dosis recomendadas el medicamento es generalmente bien tolerado. Se ha informado la aparición de frialdad de las extremidades, fatiga muscular y algunos pocos casos bradicardia. Con una frecuencia muy baja, se ha observado que los siguientes fenómenos aparecieron en forma concomitante al tratamiento con atenolol: hipotensión, depresión, mareos, vértigo, somnolencia, náuseas, diarrea, disuria, aumento de las enzimas hepáticas o de la bilirrubina, jaqueca, impotencia, enfermedad de Peyronie, alopecia reversible, trombocitopenia. Como con otros betabloqueantes, se ha asociado el atenolol con el desarrollo de anticuerpos antinucleares y síndrome de lupus eritematoso. Efectos adversos potenciales: con el uso de otros bloqueantes de los receptores betaadrenérgicos se ha comunicado una serie de efectos colaterales que pueden considerarse potenciales con el uso de atenolol: rash eritematoso, fenómeno de Raynaud, colitis isquémica, fiebre combinada con dolor e inflamación de garganta, laringospasmo y distrés respiratorio, agranulocitosis, disturbios visuales, alucinaciones, pérdida de la memoria reciente.

Precauciones.

No debe administrarse atenolol a pacientes con insuficiencia cardíaca no tratada, pero puede iniciarse el tratamiento cuando ésta ha sido ya controlada. Si aparece durante el tratamiento con atenolol, debe suprimirse temporalmente el fármaco, hasta controlar la insuficiencia. Una de sus acciones farmacológicas consiste en la reducción de la frecuencia cardíaca, si ésta cae por debajo de 55 pulsaciones por minuto debe reducirse la dosificación. Si bien los pacientes con broncospasmo no deberían recibir, en general, bloqueantes de los receptores beta, dado que el atenolol posee selectividad sobre los receptores beta 1, podría utilizarse en este tipo de enfermos cuando no respondan a otros tratamientos o no toleren otros fármacos con similares indicaciones. En tales casos se aconseja comenzar con dosis bajas (50mg) y, de ser necesario aumentar las mismas, administrarlas en forma dividida. PLENACOR debería utilizarse con precaución en pacientes diabéticos, dado que los betabloqueantes pueden enmascarar la taquicardia que ocurre durante la hipoglucemia. En los pacientes con disfunción tiroidea el bloqueo de los receptores betaadrenérgicos puede enmascarar ciertos signos de hipertiroidismo. Asimismo, la interrupción brusca del betabloqueo puede desencadenar una descompensación tiroidea brusca, por lo que la suspensión del tratamiento con PLENACOR en este tipo de pacientes, debe realizarse en forma gradual y bajo estricta vigilancia médica. Embarazo:PLENACOR cruza la barrera placentaria y aparece en la sangre del cordón umbilical. Se acumula en la leche materna en una concentración tres veces mayor que la del plasma. Si bien existen antecedentes del uso de atenolol durante el embarazo (bajo vigilancia estricta y después de los 5 meses de gestación) con resultados positivos, la utilización de PLENACOR en mujeres que están embarazadas, que puedan llegar a estarlo o que estén amamantando, debe implicar una evaluación exhaustiva de la relación beneficio-riesgo. Anestesia:habitualmente no es aconsejable suspender el tratamiento con fármacos betabloqueantes previamente a un acto quirúrgico. No obstante debe tenerse especial cuidado al utilizar fármacos tales como ciclopropano, éter y bicloroetileno.

Interacciones.

Cuando se utilicen en forma concomitante PLENACOR y fármacos antiarrítmicos del grupo 1, como la disopiramida, deberá realizarse un control más estricto del paciente. También deberá tenerse extrema precaución con el uso simultáneo de PLENACOR y verapamilo, especialmente en pacientes con insuficiencia cardíaca, debiendo evitarse esa asociación en sujetos con trastornos de la conducción. En los pacientes tratados con PLENACOR y clonidina, esta última no se suspenderá hasta varios días después de suspender el atenolol. Al igual que todo medicamento PLENACOR debe ser mantenido fuera del alcance de los niños.

Antagonismos y antidotismos.

No presenta a las dosis terapéuticas.

Sobredosificación.

La excesiva bradicardia puede contrarrestarse con atropina por vía IV a la dosis de 1-2mg y, si fuese necesario, puede continuarse con un estimulante beta (por ejemplo isoproterenol u orciprenalina, administrados en inyección IV lenta).

Presentación.

Env. con 40 comp. de 100mg.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con PLENACOR .

4